Camila Cabello y Johnny Depp ponen del revés a los Óscar

De cara a frenar las preocupantes bajadas de audiencia que llevan viviendo desde hace varios años, este 2022 los Óscar introdujeron una novedad de cara a volver a conectar con el público. Se trata de una votación a través de Twitter donde los usuarios pueden elegir su película favorita de 2021 y conseguir que esta sea reconocida en la gala del próximo mes de marzo.

Los espectadores, a través del hashtag #OscarsFanFavorite, pueden emitir su voto hasta veinte veces al día desde su perfil en la red social del pájaro azul e incluso podrán optar a un viaje a Los Ángeles, donde pondrán asistir a la ceremonia de entrega de los premios de la Academia de Hollywood. No obstante, dejar un reconocimiento en manos de las redes sociales puede tener su lado negativo, como que grupos de fans se organicen para votar en masa a sus candidatos favoritos y acaben colándose opciones que, muy probablemente, los Óscar no esperaban.

Premio Óscar de la Academia de Hollywood (Foto: Todd Wawrychuk/A.M.P.A.S. via Getty Images)

Lo obvio era esperar que en esta votación, por la que las películas optarán a un reconocimiento y homenaje durante la gala y no a una estatuilla dorada, opciones muy queridas por el público como Spider-Man: No Way Home arrasasen. La cinta del trepamuros fue la gran sensación de la taquilla del pasado 2021, los fans quedaron encantados con su reencuentro generacional y son muchos los que esperan que Marvel sea algún día reconocida por los Óscar. Sin embargo, los fans comiqueros no están siendo los más avispados, puesto que según informa Deadline las películas que están liderando las votaciones son la Cenicienta de Camila Cabello y El fotógrafo de Minamata de Johnny Depp.

Desde luego, figuras como Camila Cabello arrastran un amplio número de fans gracias a su exitosa carrera en la música. Y lo mismo con Depp, que tras su caso polémico con Amber Heard muchos de sus seguidores se han volcado de lleno con él. No obstante, esto ejemplifica que se vota pensando en factores externos y no en la película en sí, y siendo sinceros, ni Cenicienta ni El fotógrafo de Minamata están entre lo mejor del año.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

La primera, pese a ser un placer culpable muy entretenido, fue destrozada por la crítica tras su estreno en Amazon Prime Video en septiembre, mientras que la cinta protagonizada por Depp también tuvo una recepción tibia y en taquilla fue un completo descalabro ante las dificultades de distribución que tuvo. Y desde luego, la Academia de Hollywood puede verse en un aprieto de cara a premiar películas que se salen de sus esquemas. No por la calidad en sí, que al final es un debate muy subjetivo, sino porque al final estarían reconociendo a un título admirado por un fenómeno fan concreto y no por la opinión popular, que es el objetivo de esta acción de cara a recuperar audiencia.

Además, aunque un reconocimiento a Cenicienta pueda ser beneficioso para la gala, por poder reconocer a la película mediante sus números musicales o incluso invitando a una estrella como Camila Cabello a la ceremonia, en el caso de que El fotógrafo de Minamata, protagonizada y producida por Johnny Depp, se imponga, les haría toparse de frente con la polémica del actor. Y este si que sería un escenario incómodo que pondría a la Academia en un aprieto.

No obstante, al establecer esta acción deberían de haber sido conscientes de que cualquier película podría colarse, sobre todo valorando la burbuja que son las redes sociales, las comunidades fans tan fuertes que se mueven en ellas y que las elecciones populares pocas veces están exentas de polémica.

Las votaciones se cierran el próximo 3 de marzo y aún queda tiempo para que otra película se imponga, como bien podría ser el caso de Spider-Man: No Way Home, pero con esta estrategia, como ya pasó con ese intento de introducir un Óscar a la Mejor Película Popular hace algunos años, vuelve a quedar claro que los Óscar caminan a la desesperada en busca de la audiencia perdida sin tener idea alguna de adonde dirigirse. Tal vez, deberían empezar valorando la base de sus premios, el haber puesto demasiado el foco en el cine independiente y el dejar cada vez más de lado los grandes fenómenos de taquilla. Tampoco es cuestión de premiar la cinta más exitosa del año, sino tal vez saber encontrar un punto medio.

Más historias que te pueden interesar:

We want to thank the writer of this short article for this outstanding web content

Camila Cabello y Johnny Depp ponen del revés a los Óscar

Fuzzy Skunk