Ranking inverso: el mejor disco de… Miley Cyrus

Se acerca una nueva edición del Lollapalooza Chile y en POTQ decidimos ponernos nuevamente la misión de hacer un ranking inverso de los headliners del magno evento. Así es, un ranking del peor al mejor disco de sus artistas favoritos. En esta ocasión repasaremos la carrera de Miley Cyrus, la artista estadounidense que pese a su corta edad llega con un gran catálogo de éxitos bajo el brazo.

Meet Miley Cyrus (2007)

Meet Miley Cyrus fue lanzado como el lado B del soundtrack de la segunda temporada de la entonces popular serie de Disney “Hannah Montana”. Fue a través de su alter ego televisivo que conocimos a una joven Miley, quien comparte sus primeros créditos como compositora y por esto no podemos sino expresar algo de cariño por este disco. Sin embargo, no deja de ser un producto muy pasado por el filtro del canal del ratón quienes en ese momento no creían tener entre manos a alguien más que su próxima Hilary Duff.

Ponte a escuchar ahora: ‘East Northumberland High’

Can’t Be Tamed (2010)

Para su tercer álbum de estudio, con Hannah Montana ad portas de terminar, una Miley de 18 quería demostrar que efectivamente era mayor de edad y no la protagonista de un show infantil. El resultado, tal como se lo podrían imaginar, es bastante forzado y no se sostiene tanto en el tiempo como nos gustaría imaginar. Es más, suena demasiado como algo que sonaría el 2010. No tiene mucho más que entregar mas que la idea de que ya es una mujer que no puede ser domesticada, parafraseando uno de sus más populares singles. Sí, es la primera introducción a la Miley rockera y ‘Who Owns My Heart’ tiene sus momentos pero esas son las únicas razones por la que está más arriba de Meet Miley Cyrus.

Ponte a escuchar ahora: ‘Who Owns My Heart’, ‘Can’t Be Tamed’

Younger Now (2017)

Miley ya nos había entregado un catálogo sustancioso de éxitos para esa altura de la década y queriendo alejarse de su faceta más erótica (pero nunca de la salvaje) quiso presentar este trabajo que la volvía a unir con sus raíces country y folk. El resultado: no me acuerdo. Fuera de broma, este álbum es tan olvidable que no me acordaba que existía. Según la cantante la intención era la de hacer su álbum más honesto a la fecha, pero la verdad es que nada suena menos honesto que las canciones pasivas de Younger Now. Una cosa es ser honesta y otra es jugar a la segura.

Ponte a escuchar ahora: ‘Malibu’

Breakout (2008)

El segundo álbum de estudio de Miley Cyrus es en realidad el primero de ella como tal, sin la sombra de su amiga rubia. Y aunque el peso moral de Disney siguió acechándola por un tiempo más, no se puede negar que Breakout fue también el primer intento de Miley de mostrar autonomía y autenticidad. Gran parte de las canciones que componen este trabajo fueron hechas por la misma cantante durante sus giras. Son sencillos, pop y juveniles y algunos tan trascendentales que siguen siendo parte de sus conciertos a esta fecha. ‘7 Things’ es el mejor ejemplo de que toda generación necesita un buen himno adolescente al desamor y déjenme decirles que Miley estaba por ahí no más con Taylor Swift en ese departamento.

Ponte a escuchar ahora: ‘7 Things’

The Time of Our Lives (2009) (EP)

TTOOL es un trabajo con muchos pies de página. Fue lanzado como un EP de 7 canciones que buscaban promocionar la linea de ropa de la cantante en colaboración con la cadena de retail Walmart (el Líder, pa’ los patriotas). Dos de sus sencillos fueron utilizados para promocionar dos películas distintas de la cantante: ‘The Climb’ para “Hannah Montana: La película” y ‘When I Look at You’ de “The Last Song”. Fue producido por un infame productor cuyo nombre prefiero no mencionar (solo diré que rima con ‘Dr. Puke’) y aunque quisiera que esta fuera información irrelevante tengo el desagrado de informarles que la razón por la que este disco funciona es precisamente porque está muy bien producido. Es el trabajo que hasta ese momento mejor luce las habilidades vocales de Cyrus como cantante y es con el que finalmente va formando su identidad como intérprete. No por nada muchas de las canciones con las que la asociamos provienen de aquí. Digan lo que quieran de los gringos, yo perreo ‘Party In The U.S.A’ hasta abajo.

Ponte a escuchar ahora: ‘The Climb’, ‘Party In The U.S.A’

Plastic Hearts (2020)

El último trabajo de la cantante puede no estar catalogado como el mejor pero sí el más consistente, lo que hasta ahora podría considerarse una de las grandes faltas en su carrera. En contraste, Plastic Hearts funciona como un gran mixtape de canciones que resuenan la infancia más rockera de Cyrus en un intento por abrazar el lado Joan Jett de la vida (y no solo por el chocopanda). Incluso el sello más distintivo de Cyrus, su voz, toma otro camino resucitando sus orígenes en el country y adquiriendo una cadencia más rasposa para rendir tributo a Stevie Nicks, Dolores O’ Riordan y Debbie Harry (en un cover de ‘Heart of Glass’ que no dejó indiferente a nadie). No por nada este mismo medio lo nombró uno de los álbumes del año.

Ponte a escuchar ahora: ‘High’, ‘Gimme What I Want’

Bangerz (2013)

Ah sí, Bangerz. De cuando Miley se cortó y decoloró las mechas, se colgó desnuda de una bola demoledora, se mandó un twerk en los VMAS e hizo directas alusiones al consumo de drogas recreativas, todo en pleno (y público) quiebre amoroso. Qué tiempos. Vaya uno a saber por qué los gringos lo encontraron tan polémico al punto que la declaró una vergüenza nacional, pero al menos Miley (o quien sea que está detrás de ella tomando decisiones) vio el cuadro completo y entendió que no hay tal cosa como mala publicidad: para entonces Bangerz era uno de los discos más esperados del año. Y no decepcionó. Pasado el prejuicio, el público comenzó a notar que toda esta locura en realidad era bastante buena.

En sus trabajos anteriores Miley había tratado de demostrar, tal vez con demasiado entusiasmo, que había alcanzado la madurez post-Disney. Bangerz, por el contrario, es un disco que celebra la juventud en su más efímero estado y resiente un corazón roto ante los focos del público. Es ritmo y desolación en partes iguales.

Ponte a escuchar ahora: ‘Adore You’, ‘Maybe You’re Right’, ‘Wrecking Ball’.

Miley Cyrus & Her Dead Petz (2015)

Ojo, pestaña y ceja con lo que su artista favorito haga después de alcanzar la consagración entre el público y la crítica. Puede ser mejor. Puede ser un desastre. Puede ser una locura. O pueden ser los tres a la vez como es el caso de Miley Cyrus & Her Dead Petz. Nadie habla mucho de este proyecto y si lo buscan probablemente no encontrarán opiniones muy buenas sobre él, lo que es mucho decir considerando que entre sus productores se encuentra Wayne Coyne de The Flaming Lips, que se refiere a temas como el duelo por la muerte del perro de Cyrus o el incendio de su casa y que se lanzó para descarga de forma gratuita, factores que como mínimo deberían llamar la atención de alguien.

Por sobre todo Her Dead Petz es un disco experimental, que coquetea con el rock psicodélico a la vez que es dirigido por el dolor de la pérdida, un sentimiento que Cyrus ha sabido canalizar a lo largo de su carrera con su voz de distintas maneras. En esta ocasión es también un disco donde Cyrus suena más Karen O de lo que nunca se había atrevido. No parece tan descabellado, ahora que la conocemos mejor, que la mejor forma que tiene para ser vulnerable sea siendo… rara. En resumen, un disco que no fue apreciado en su momento. Estoy cruzando los dedos, pero es bastante probable que no volvamos a tener algo así de parte de la cantante y que esta fue una oportunidad única en la vida. Disfrutémoslo en paz.

Ponte a escuchar ahora: Todo.

We would love to say thanks to the author of this post for this outstanding web content

Ranking inverso: el mejor disco de… Miley Cyrus

Fuzzy Skunk